B√ļsqueda blog.com.es

  • El cacao protege el corazón de las personas con sobrepeso y obesidad durante el ejercicio

    El consumo de una bebida rica en flavonoides del cacao puede aumentar el flujo sangu√≠neo a los m√ļsculos y aliviar las exigencias sobre el coraz√≥n durante el ejercicio, dice un nuevo estudio australiano.

    Después de hacer ejercicio, las personas con sobrepeso y obesidad tenían una presión arterial 14% menor después de tomar una bebida con un alto contenido en flavonoides, en comparación con personas que consumieron una bebida baja en flavonoides.

    2c9181a927607bd4012761b4a954002a

    Estos hallazgos sugieren que el consumo de flavonoides del cacao podría permitir una ejecución del ejercicio más segura y eficiente en una población de riesgo como la que figura en el presente estudio, al liberar la presión sobre el sistema cardiovascular durante el ejercicio. Al menos esto es lo que escribieron los autores, encabezados por Narelle Berry de la Universidad de Australia del Sur.

    El estudio se suma a un creciente cuerpo de la ciencia que respaldan los beneficios cardiovasculares del consumo de los flavonoides del cacao.

    No es el chocolate, es de cacao

    La popular marca de chocolates Mars, remarca que los beneficios del chocolate están en los flavonoides (también conocido como flavan-3-ols o catequinas), y en particular en los flavonoides monoméricos conocidos como epicatequinas.

    Hace unos 20 a√Īos cuando los cient√≠ficos trataron de entender los componentes del sabor de chocolate, se aislaron los compuestos amargos y astringentes. Los estudios y trabajos cl√≠nicos demostraron que los beneficios para la salud estaban en los mon√≥meros y los taninos, en particular en la epicatequina.

    Descripción de los estudios

    En el estudio australiano, los investigadores estudiaron a 21 personas con un IMC promedio de 31,6 kg/m2, y una edad media de 54,9 a√Īos. Y les pidieron seguir una dieta baja en flavanol durante todo el curso del estudio. Los sujetos fueron asignados aleatoriamente a uno de dos grupos: Un grupo consumi√≥ una porci√≥n de una bebida rica en flavanol con 701 mg de flavonoides, y el otro grupo consumi√≥ una bebida baja en flavanol baja que s√≥lo contiene 22 mg de flavonoides. Despu√©s se sigui√≥ un periodo de siete d√≠as de lavado antes de cambiar al otro grupo.

    Dos horas después de la bebida con flavanol, los participantes tenían que pedalear en la bicicleta durante 10 minutos al 75% de su ritmo cardíaco máximo.

    Si bien no hubo diferencias en la presión arterial antes del ejercicio, si hubo diferencias significativas en la respuesta al hacer ejercicio.

    Se pudo comprobar que, el aumento de la presión arterial diastólica fue del 68% menos en el grupo de la bebida rica en flavanol, mientras que la presión arterial media fue un 14% más baja.

    Además, la dilatación mediada por flujo (FMD), una medida de la capacidad de un vaso sanguíneo sano para relajarse, se incrementó en un 6,1% tras el consumo de la bebida flavanol alta, en comparación con el 3,4% en el grupo bajo en flavanol, agregó que los investigadores.

    "Los resultados del presente estudio proporcionan m√°s apoyo para el consumo agudo de los flavonoides del cacao para mejorar la la dilataci√≥n mediada por flujo (FMD), y que proporcionan nuevas evidencias de que los flavonoides del cacao tambi√©n pueden atenuar la respuesta de la presi√≥n arterial al ejercicio", seg√ļn los investigadores.

    En conclusión, estas mejoras en la dilatación media por flujo (FMD) y la respuesta de la presión sanguínea al ejercicio se suman a la creciente evidencia de que un alto consumo de flavonoides del cacao pueden beneficiar a las personas con factores de riesgo cardiovascular.

    Fuente: British Journal of Nutrition. "Impacto del consumo de cacao en flavonoides de respuesta de la presión sanguínea al ejercicio". Autores: N. M. Berry, K. Davison, A.M. Coates, J. D. Buckley, P.R.C. Howe

  • Comida Rápida

    Comer alimentos que contienen flavonoides junto con alimentos con alto contenido de grasas, neutraliza el estr√©s oxidativo causado por la comida poco saludable y ayuda a prevenir el da√Īo de los vasos sangu√≠neos, seg√ļn un nuevo estudio realizado por endocrinos de la Universidad de Buffalo, en Estados Unidos. Concretamente, su trabajo ha demostrado que la ingesta de zumo de naranja en almuerzos a base de comida r√°pida rica en grasas e hidratos de carbono consigue reducir el efecto negativo de estos productos.

    Es conocido el efecto de los radicales libres en la inflamación del revestimiento de los vasos sanguíneo y por ende contribuyen al riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

    Los investigadores del estudio dicen que el potente efecto preventivo de zumo de naranja probablemente esté relacionado con su pesada carga de la naringenina y la heperidina, flavonoides presente en los cítricos con un importante efecto antioxidantes.

    "Nuestros datos muestran, por primera vez que sepamos, que el zumo de naranja en una comida rica en grasas e hidratos de carbono impide el notable incremento de las especies reactivas del oxígeno y otros agentes inflamatorios", dice Husam Ghanim, responsable del el estudio. "Este efecto no se registró cuando los participantes bebieron agua o una bebida azucarada con la comida", dice.

    "El conocimiento del proceso oxidativo después de la comida es importantes porque los niveles altos de glucosa y triglicéridos son conocidos por estar relacionados con el desarrollo de eventos cardiovasculares". Ghanim es profesor e investigador del departamento de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo de la Universidad de Buffalo.

    El estudio aparece en la edición de marzo de American Journal of Clinical Nutrition. Los flavonoides se encuentran de forma natural en numerosos alimentos como frutas, verduras y hortalizas, semillas y flores, así como en bebidas habituales: la cerveza, el vino, el té verde, el té negro y la soja.

  • La Cebolla

    ‚ÄúLas propiedades antioxidantes y antimicrobianas de los flavonoides de la cebolla cruda la hacen una buena candidata para su uso en la conservaci√≥n de alimentos‚ÄĚ, confirma a SINC Jonathan Santas, investigador del Departamento de Nutrici√≥n y Bromatolog√≠a de la UB y coautor de un trabajo realizado en el Departamento de Ingenier√≠a Agroalimentaria y Biotecnolog√≠a de la UPC.

    El estudio, que acaba de publicar el International Journal of Food Science and Technology, demuestra que los flavonoides de la cebolla, adem√°s de tener propiedades beneficiosas para la salud, alargan la vida de los alimentos, por lo que ‚Äúson una alternativa natural a los aditivos artificiales que utiliza la industria alimentaria‚ÄĚ. Los flavonoides son compuestos fen√≥licos (con el grupo fenol) que sintetizan las plantas.

    Los resultados confirman que las cebollas, sobre todo de la variedad amarilla, son ‚Äúuna buena fuente de este tipo de sustancias, y existe una correlaci√≥n positiva entre la presencia de flavonoides y su capacidad antioxidante‚ÄĚ.

    ‚ÄúLa cebolla puede ser efectiva para retrasar la oxidaci√≥n lip√≠dica en emulsiones de aceite y agua -un sistema modelo de alimentos como las margarinas o las mayonesas-, y tambi√©n inhibe el crecimiento de microorganismos que alteran los alimentos‚ÄĚ, se√Īala Santas.

    El equipo cient√≠fico analiz√≥ cebollas de las variedades blancas ‚ÄúFuentes de Ebro‚ÄĚ y ‚ÄúCal√ßot de Valls‚ÄĚ y de la variedad amarilla ‚ÄúGrano de Oro‚ÄĚ. Con ellas los investigadores demostraron que los compuestos fen√≥licos de la cebolla impiden el desarrollo de bacterias como Bacillus cereus, Staphylococcus aureus, Micrococcus luteus o Listeria monocytogenes, microorganismos t√≠picamente asociados al deterioro de alimentos.

    Estudios previos apuntan que los flavonoides tienen efectos beneficiosos para la salud por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, cardioprotectivas, vasodilatadoras y anticancerígenas, lo que resulta de especial interés en la prevención de enfermedades crónicas, como las cardiovasculares, y en algunos tipos de cáncer.

    La-cebolla-una-alternativa-natural-a-los-conservantes-artificiales_medium

    Un componente m√°s estable

    Los flavonoides de la cebolla son m√°s estables que otros de sus componentes, como los compuestos de azufre. Tradicionalmente se apunta que estos compuestos azufrados son los que son buenos para la salud, ya que son los responsables del caracter√≠stico sabor, aroma y efectos lacrim√≥genos de la planta. Estas sustancias, muy vol√°tiles e inestables, se liberan cuando se da√Īa o corta la cebolla.

    La cebolla (Allium cepa) es uno de los vegetales m√°s cultivados y consumidos en el planeta (alrededor de 66 millones de toneladas en 2008, de los que 1,1 millones se produjeron en Espa√Īa, sobre todo en Castilla-La Mancha), y uno de los principales ingredientes de la dieta mediterr√°nea.

  • ¡¡¡Base de datos!!!

    Expertos de EEUU crean una base de datos sobre los flavonoides

    Un grupo de investigadores del Servicio de Investigación Agrícola (ARS, en sus siglas inglesas) de EEUU ha presentado una base de datos sobre la composición de alimentos con información específica sobre los flavonoides, compuestos químicos que se encuentran en frutas y verduras, entre otros alimentos.

    La nueva base de datos proporciona valores analíticos acerca de una variedad de compuestos de flavonoides en unos 224 alimentos. Por sus supuestos beneficios de salud, los flavonoides son uno de los grupos de químicos de planta que más están estudiando actualmente la comunidad científica. Así, los flavonoides se han convertido en uno de los grandes protagonistas de las investigaciones sobre la repercusión de determinados alimentos en la salud.

    Hasta ahora se han identificado m√°s de 4.000 flavonoides, cifra que muchos cient√≠ficos consideran que puede ser mucho m√°s elevada. Estas sustancias, responsables de los colores brillantes de la mayor√≠a de frutas y verduras, pueden clasificarse, seg√ļn los expertos del ARS, en cinco subclases y se encuentran tambi√©n en ciertos t√©s, vinos, frutas vegetales, nueces, semillas y ra√≠ces.

    Los estudios realizados hasta ahora han permitido conocer los efectos antioxidantes de los flavonoides. Algunos incluso pueden tener efectos antimicróbicos e incluso anticarcinogénicos y cardioprotectores, aseguran los expertos. Esto es posible debido a que algunas de estas sustancias contienen antocianidinas, catequiza en el té, en el vino rojo y en las manzanas.

    La nueva base de datos, elaborada por científicos del Centro de Investigación de la Nutrición Humana de Beltsville y el Centro de Investigación de Nutrición Humana del Envejecimiento de la Universidad Tufts, la principal autoridad de información sobre la composición de alimentos en EEUU, permitirá a los investigadores evaluar las asociaciones entre el consumo de flavonoides y los factores de riesgo para varias enfermedades degenerativas y relacionadas a la edad.

    La lista incluye adem√°s de los flavonoides otros datos suplementarios sobre los carotenoides y los isoflavones, √©stos √ļltimos compuestos similares al estr√≥geno que se encuentran en las comidas de soya. Los carotenoides son otro tipo de compuestos que se encuentran en los alimentos y que podr√≠an ayudar a la reducci√≥n de la incidencia de ciertos tipos de c√°ncer y otras enfermedades cr√≥nicas, informa el ARS.

  • ¿Donde estan los flavonoides?

    En anteriores post, hemos explicado qué son los flavonoides, cuál es su estructura,etc.Pero en ningun momento hemos hablado de que tipos de alimentos tienen estos pigmentos. Eso es lo que vamos a comentar hoy en nuestro blog.

    ¬ŅDonde encontramos flavonoides?

    Los flavonoides se encuentran en frutas, verduras,semillas y flores, as√≠ como en cerveza, vino, t√© verde,t√© negro y soja, los cuales son consumidos en la dieta humana de forma habitual y tambi√©n pueden utilizarse en forma de suplementos nutricionales, junto con ciertas vitaminas y minerales. Los flavonoides se encuentran tambi√©n en extractos de plantas como ar√°ndano, gingko biloba, cardo, mariano o crataegus. Desempe√Īan un papel importante en la biolog√≠a vegetal; as√≠, responden a la luz y controlan los niveles de las auxinas reguladoras del crecimiento y diferenciaci√≥n de las plantas. Otras funciones incluyen un papel antif√ļngico y bactericida, confieren coloraci√≥n, lo que
    puede contribuir a los fenómenos de polinización y tienen una importante capacidad para fijar metales como el hierro y el cobre.
    Los flavonoides se ubican principalmente en las hojas y en el exterior de las plantas, apareciendo sólo rastros de ellos en las partes de la planta por encima de la superficie del suelo. Una excepción son los tubérculos de cebolla, que contienen una gran cantidad de quercitina 4'-D-glucósidos.
    El vino tiene un alto contenido en compuestos polifenólicos, aproximadamente se conocen unos 500, la mayoría de los cuales provienen de la uva y del proceso fermentativo. En la uva estas moléculas se localizan en la piel, especialmente en las células epidérmicas, y en las pepitas. Su cantidad y tipo depende principalmente de la variedad de la vid, del clima, del terreno y de las practicas de cultivo. La cerveza también contiene importantes cantidades de flavonoides entre los que destacan los polihidroxiflavanos (catequina y epicatequina), los antocianógenos (leucocianidina o leucopelargonidina) y los flavonoles (grupo de quercitinas: kaempferol o mirecitina).

    frutas

    Se han identificado m√°s de 5.000 flavonoides, entre los que se pueden destacar:
    1. Citroflavonoides: quercitina, hesperidina, rutina, naranjina y limoneno. La quercitina es un flavonoide amarillo-verdoso presente en cebollas, manzanas, brócoles, cerezas, uvas o repollo rojo. La hesperidina se encuentra en los hollejos de las naranjas y limones. La naranjina da el sabor amargo a frutas como la naranja, limón y toronja, y el limoneno se ha aislado del limón y la lima.
    2. Flavonoides de la soja o isoflavonoides: están presentes en los alimentos con soja tales como porotos, tofu, tempeh, leche, proteína vegetal texturizada, harina, miso. Los dos más conocidos son la genisteína y la daidzeina.
    3. Proantocianidinas se localizan en las semillas de uva, vino tinto y extracto de corteza del pino marino.
    4. Antocianidinas: son pigmentos vegetales responsables de los colores rojo y rojo-azulado de las cerezas.
    5. √Ācido el√°gico: es un flavonoide que se encuentra en frutas como la uva y en verduras.
    6. Catequina: el té verde y negro son buenas fuentes.
    7. Kaemferol: aparece en puerros, brócoles, rábano, endibias y remolacha roja.

  • Estructura quimica

    En la anterior entrada explicamos que eran los flavonoides, en esta entrada nos vamos a centrar mas en cómo es su estructura.

    Estructura química
    Los flavonoides son compuestos de bajo peso molecular que comparten un esqueleto com√ļn de difenilpiranos (C6-C3-C6), compuesto por dos anillos de fenilos (A y B ) ligados a trav√©s de un anillo C de pirano (heteroc√≠clico). Los √°tomos de carbono en los anillos C y A se numeran del 2 al 8, y los del anillo B desde el 2' al 6'(fig. 1). La actividad de los flavonoides como antioxidantes depende de las propiedades redox de sus grupos hidroxifen√≥licos y de la relaci√≥n estructural entre las diferentes partes de la estructura qu√≠mica.
    Esta estructura básica permite una multitud de patrones de sustitución y variaciones en el anillo C. En función de sus características estructurales se pueden clasificar en:
    1. Flavanos, como la catequina, con un grupo -OH en posición 3 del anillo C.
    2. Flavonoles, representados por la quercitina, que posee un grupo carbonilo en posición 4 y un grupo -OH en posición 3 del anillo C.
    3. Flavonas, como la diosmetina, que poseen un grupo carbonilo en posición 4 del anillo C y carecen del grupo hidroxilo en posición C3.
    4. Antocianidinas, que tienen unido el grupo -OH en posición 3 pero además poseen un doble enlace entre los carbonos 3 y 4 del anillo C.

    Estructura Flavonoides

    Tres características estructurales son importantes para su función: a) La presencia en el anillo B de la estructura catecol u O-dihidroxi; b) La presencia de un doble enlace en posición 2,3; c) La presencia de grupos hidroxilo en posición 3 y 5. La quercitina presenta las tres características, mientras que la catequina solo presenta la segunda y la diosmetina la primera (fig. 2).

    caracteristicas estructurales

    A los flavonoles y las flavonas se unen az√ļcares, preferentemente a la posici√≥n C3 y con menor frecuencia al C7 del anillo A, de forma que estos compuestos se encuentran com√ļnmente como O-glic√≥sidos, siendo la D-glucosa el residuo az√ļcar m√°s frecuente. Otros residuos de az√ļcares son la D-galactosa, la L-ramnosa, la L-arabinosa, la D-xilosa, as√≠ como el √°cido D-glucur√≥nico.
    La parte sin az√ļcares de la mol√©cula flavonoide se llama aglicona. Los glic√≥sidos son m√°s solubles en agua y menos reactivos frente a radicales libres que su aglicona o flavonoide respectivo.
    Las propiedades √°cido-base muestran que los radicales flavonoides son neutros en un medio √°cido (por debajo de pH 3) y con una carga negativa a pH 7.
    Las repercusiones de la carga negativa son sumamente importantes en la evaluación del potencial antioxidante de los flavonoides. Primero, el radical cargado negativamente no es probable que pase a través de la membrana celular con carga negativa. Segundo, la reacción de los radicales flavonoides con la vitamina E, que es termodinámicamente factible para algunos radicales flavonoides, tiene un obstáculo adicional a causa de la repulsión electrostática entre el anión del radical flavonoide y la membrana fosfolipídica cargada negativamente, donde la vitamina E se incrusta. Tercero, la oxidación de un sólo electrón de los flavonoides por cualquier oxidante tendrá una barrera entrópica, porque por lo menos dos protones se intercambian en la reacción. Los protones pueden intercambiarse entre los reactantes o con el solvente en el estado de transición, en este caso, la interfase del enlace con hidrógeno debe tenerse en cuenta.

  • Introduccion:

    ¬ŅQu√© son los flavonoides?
    Los flavonoides son pigmentos naturales presentes en los vegetales y que protegen al organismo del da√Īo producido por agentes oxidantes, como los rayos ultravioletas, la poluci√≥n ambiental, sustancias qu√≠micas presentes en los alimentos, etc. El organismo humano no puede producir estas sustancias qu√≠micas protectoras, por lo que deben obtenerse mediante la alimentaci√≥n o en forma de suplementos. Est√°n ampliamente distribuidos en plantas, frutas, verduras y en diversas bebidas y representan componentes sustanciales de la parte no energ√©tica de la dieta humana.
    Estos compuestos fueron descubiertos por el premio Nobel Szent-György, quien en 1930 aisló de la cáscara del limón una sustancia, la citrina, que regulaba la permeabilidad de los capilares. Los flavonoides se denominaron en un principio vitamina P (por permeabilidad) y también vitamina C2 (porque se comprobó que algunos flavonoides tenían propiedades similares a la vitamina C). Sin embargo, el hecho de que los flavonoides fueran vitaminas no pudo ser confirmado, y ambas denominaciones se abandonaron alrededor de 1950.
    Los flavonoides contienen en su estructura qu√≠mica un n√ļmero variable de grupos hidroxilo fen√≥licos y excelentes propiedades de quelaci√≥n del hierro y otros metales de transici√≥n, lo que les confiere una gran capacidad antioxidante. Por ello, desempe√Īan un papel esencial en la protecci√≥n frente a los fen√≥menos de da√Īo oxidativo, y tienen efectos terap√©uticos en un elevado n√ļmero de patolog√≠as, incluyendo la cardiopat√≠a isqu√©mica, la aterosclerosis o el c√°ncer.
    Sus propiedades anti-radicales libres se dirigen fundamentalmente hacia los radicales hidroxilo y superóxido, especies altamente reactivas implicadas en el inicio de la cadena de peroxidación lipídica y se ha descrito su capacidad de modificar la síntesis de eicosanoides (con respuestas anti-prostanoide y anti-inflamatoria), de prevenir la agregación plaquetaria (efectos antitrombóticos) y de proteger a las lipoproteínas de baja densidad de la oxidación (prevención de la placa de ateroma).
    Además de sus conocidos efectos antioxidantes, los flavonoides presentan otras propiedades que incluyen la estimulación de las comunicaciones a través de las uniones en hendidura, el impacto sobre la regulación del crecimiento celular y la inducción de enzimas de destoxificación tales como las monooxigenasas dependientes de citocromo P-450, entre otras.

Pie de p√°gina:

El contenido de esta web pertenece a una persona privada, blog.com.es no es responsable del contenido de esta web.